Dietética y Nutrición

Con cafeína o sin cafeína

Probablemente has oído hablar mucho de la cafeína sin saber exactamente qué es y qué hace.

¿Alguna vez has tomado un buen vaso de refresco antes de irte a la cama y ha sido difícil el dormir esa noche? ¿Alguna vez has oído decir a tus padres que demasiada cafeína en tu refresco favorito no es bueno para ti? ¿Y te has dado cuenta de lo dormidos que parecen tus padres por la mañana antes de tomarse el café? Probablemente has oído hablar mucho de la cafeína sin saber exactamente qué es y qué hace.

La cafeína es un compuesto químico

La cafeína es un compuesto químico natural que se encuentra en las hojas de té, los granos de café, el cacao que se emplea para hacer chocolate y las nueces de cola (una planta que le da el sabor a la soda). La cafeína ha estado presente en los alimentos que los humanos han comido y bebido durante muchos siglos. Hoy en día, la cafeína se encuentra en muchos alimentos y bebidas comunes, como el café, el té, el cacao en polvo, la soda, el chocolate y algunos medicamentos.

La cafeína es un medicamento que puede ser adictivo

Cuando los humanos beben o comen cafeína, esta actúa como un estimulante, que nos hace sentir más despiertos y alerta. Dependiendo de cuanta cafeína se ingiera, se puede notar como se acelera la frecuencia cardiaca y la frecuencia respiratoria. La cafeína también es un diurético, lo que significa que hace ir al baño más a menudo de lo normal. Mucha gente toma bebidas con cafeína porque creen que les ayuda a mantener más despiertos y más alerta.

La cafeína es un medicamento que puede ser adictivo. No en el mismo sentido que otras drogas más peligrosas como la cocaína o la heroína, e incluso que la nicotina. La gente que toma cafeína diariamente, necesita de esa cantidad diaria de cafeína solamente para sentirse normal. Y si estas personas no toman diariamente esa cantidad, no se encuentran bien: les duele la cabeza, les duele el estómago, se sienten irritables y somnolientos.

¿Qué hace la cafeína en el organismo?

La cafeína puede estimular temporalmente nuestra energía, pero demasiada cafeína hace que el corazón aumente la frecuencia de sus latidos y trabaje demasiado. Demasiada cafeína de golpe hace que uno se sienta nervioso o agitado. Pueden temblar las manos. Uno tiene la impresión de que ha olvidado hacer algo y no sabe qué es. Demasiada cafeína antes de ir a dormir hace pasar una mala noche y estar más somnoliento y menos atento durante el día siguiente.

Hay que limitar la cantidad de cafeína que se bebe

Hay que limitar la cantidad de cafeína que se bebe. Si realmente te gustan los refrescos, probablemente no deberías tomar más de 100 mg de cafeína al día, es decir, un par de latas o bebidas embotelladas. Para que no tengas ningún efecto negativo por ello. Si notas que no te puedes estar quieto sentado o que te cuesta dormir por las noches, lo primero que tienes que pensar es que puedes estar tomando demasiada cafeína y lo primero que tienes que hacer es dejar de beber cafeína.

¡No te conviertas en un adicto a la cafeína!

Es relativamente fácil reducir la cantidad de cafeína de la alimentación diaria. Como norma habría que tomar bebidas descafeinadas, en lugar de bebidas con cafeína. Muchos refrescos con gas, como Sprite, 7-Up, el ginger-ale, no contienen cafeína y muchos refrescos de naranja o limón tampoco suelen llevar cafeína. Habría que beber más de otros líquidos como agua, leche, zumo de frutas, té frío descafeinado, etc.

Y no te olvides de evitar la cafeína antes de ir a dormir, incluidos algunos medicamentos.

Bebida (cantidad) Cantidad de cafeína

Coca-Cola (330 cc) 45,6 mg

Coke-Diet (330 cc) 45,6 mg

Pepsi (330 cc) 37,2 mg

7-Up (330 cc) 0 mg

Café largo (120 cc) 115 mg

Té helado (330 cc) 70 mg

Chocolate puro (30 gr) 20 mg

Chocolate con leche (30 gr) 6 mg

Bebidas de cacao (120 cc) 4 mg

Chocolate con leche (330 cc) 5 mg

Medicación anticatarral (1 comp) 30 mg

Imprimir el artículo