Dietética y Nutrición

Técnicas de la cirugía bariátrica

Algunas intervenciones combinan la restricción gástrica con un bypass intestinal parcial. Estas técnicas crean una conexión directa entre el estómago y los segmentos más lejanos del intestino delgado, “puenteando” literalmente porciones del intestino delgado en las que se absorben las calorías y los nutrientes. Se las conoce como “técnicas malabsortivas” (producen mala absorción de los alimentos)

Algunas intervenciones combinan la restricción gástrica con un bypass intestinal parcial. Estas técnicas crean una conexión directa entre el estómago y los segmentos más lejanos del intestino delgado, “puenteando” literalmente porciones del intestino delgado en las que se absorben las calorías y los nutrientes. Se las conoce como “técnicas malabsortivas” (producen mala absorción de los alimentos).

En la cirugía bariátrica o para la obesidad existen varios tipos reintervenciones restrictivas y malabsortivas. Cada una de ellas tiene sus propios riesgos y beneficios.

Técnicas restrictivas

Las técnicas restrictivas sirven solamente para reducir la ingesta de alimentos y no interfieren con el proceso digestivo normal. Para realizar esta cirugía, los médicos crean una pequeña bolsa en la porción superior del estómago a donde llega la comida a través del esófago. Inicialmente esta bolsa puede contener alrededor de 30 gramos de alimentos, aunque más tarde se expande hasta poder contener 70-100 gramos. El orificio inferior de esta bolsa tiene un diámetro de unos 2 centímetros, lo que retrasa el vaciado de los alimentos de la bolsa y produce una sensación de saciedad y plenitud.

Como resultado de este tipo de cirugía, la mayoría de las personas pierden la capacidad de comer grandes cantidades de alimentos en una sola comida. Tras la operación, la persona puede comer una cantidad de comida solamente equivalente a la que cabe en una taza, antes de sentir molestias o náuseas. Asimismo, la comida debe ser bien masticada.

Las operaciones restrictivas contra la obesidad incluyen la banda gástrica ajustable y la gastroplastia en banda vertical.

- Banda gástrica ajustable. En esta técnica, se coloca una banda hueca, de un material especial, alrededor del estómago cerca de su extremo superior, creando una pequeña bolsa y un estrecho pasaje hacia el resto del estómago. A continuación se hincha la banda con una solución salina. Puede ponerse más prieta o más floja más adelante para cambiar el tamaño del pasaje simplemente aumentando o reduciendo la cantidad de solución salina.

- Gastroplastia en banda vertical. Esta ha sido la técnica restrictiva más habitual para el control del peso. Tal como ilustra la figura, se emplean grapas y una banda para crear una pequeña bolsa gástrica.

Si bien las técnicas restrictivas producen una pérdida de peso en la mayoría de pacientes, tienen menos éxito que las técnicas malabsortivas a la hora de conseguir una pérdida de peso sustancial a largo plazo. Alrededor del 30% de los que se someten alcanzan un peso normal y alrededor del 80% alcanzan cierto grado de pérdida de peso. Algunos pacientes recuperan el peso, y otros son incapaces de ajustar sus hábitos alimentarios y no alcanza el peso deseado. El éxito del tratamiento depende de la capacidad del paciente de adoptar un plan alimentario saludable y un programa de ejercicio físico habituales a largo plazo.

Un riesgo frecuente de las técnicas restrictivas es el vómito, que está producido por el llenado de la pequeña bolsa gástrica con alimentos que no han sido correctamente masticados. También se ha informado de desplazamiento de la bando y de fugas de solución salina, así como de rotura de una grapa y caída de la banda. En un pequeño numero de casos, el jugo gástrico se escapa al interior del abdomen y es precisa una intervención urgente. En menos del 1% de los casos puede presentarse infección o muerte por las complicaciones.

Técnicas malabsortivas

Las intervenciones para producir la mala absorción de los alimentos son la cirugía gastrointestinal más común para producir pérdida de peso. Restringen tanto la ingesta de alimentos como la cantidad de calorías y nutrientes que absorbe el organismo.

- Bypass gástrico en Y de Roux. Esta intervención es la más común y exitosa de las de cirugía malabsortiva. En primer lugar se crea una pequeña bolsa de estómago para restringir la ingesta de alimentos. A continuación, se fija una sección del intestino delgado, en forma de Y, a la bolsa gástrica para permitir el paso del alimento, puenteando el resto del estómago el duodeno y la primera porción del yeyuno. Este puente reduce la cantidad de calorías y nutrientes absorbidos por el organismo.
- Diversión biliopancreática. En esta intervención malabsortiva, más complicada, se extirpa una gran porción del estómago. La pequeña bolsa que queda se conecta directamente con la porción final del intestino delgado, puenteando  completamente el dudeno y el yeyuno. Aunque esta técnica produce con éxito una pérdida de peso, se emplea menos frecuentemente que otros tipos de cirugía a causa del elevado riesgo de deficiencias nutricionales. Una variación de esta última técnica incluye el “cambio de duodeno”, ya que deja una mayor porción de estómago intacto, incluido el píloro, que regula la salida del contenido del estómago hacia el intestino delgado. También deja una pequeña porción del duodeno en el tracto digestivo. Las técnicas malabsortivas producen una mayor pérdida de peso que las técnicas restrictivas y son eficaces para revertir los problemas de salud asociados con la obesidad grave. Los pacientes sometidos a técnicas malabsortivas normalmente pierden los dos tercios de su exceso de peso en los dos primeros años tras la intervención.

Además de los riesgos de las técnicas restrictivas, las técnicas malabsortivas también comportan un mayor riesgo de deficiencias nutricionales. Ello se debe a que la técnica produce que los alimentos puenteen el duodeno y el yeyuno, donde se absorbe la mayor parte del hierro y el calcio. Las mujeres que tienen la menstruación pueden desarrollar anemia a causa de la falta de absorción de hierro y vitamina B12. la reducción de la absorción de calcio también aumenta el riesgo de osteoporosis y enfermedad metabólicas óseas. Es preciso que los pacientes tomen suplementos nutricionales para prevenir estas deficiencias específicas. Los pacientes con la técnica de diversión biliopancreática también deben tomar suplementos de vitaminas liposolubles (que se absorben junto con la grasa), que son la A, la D, la E y la K.

Las técnicas que emplean las bandas gástricas también pueden causar el síndrome “dumping”. Esto representa que el contenido del estómago se mueve demasiado rápidamente a través del intestino delgado, produciendo náuseas, debilidad, mareos y en ocasiones diarrea tras las comidas. Puesto que la técnica de “cambio de duodeno” mantiene intacto el píloro, puede reducir se la probabilidad de aparición de este síndrome.

Cuanto más extenso sea el bypass, mayor es el riesgo de complicaciones y deficiencias nutricionales. Los pacientes con un bypass extenso de su proceso digestivo normal requieren una estrecha monitorización y deben emplear durante toda su vida posterior, alimentos, suplementos y medicamentos especiales.

Imprimir el artículo