Dietética y Nutrición

La vitamina B6

La vitamina B6 es una vitamina hidrosoluble que se encuentra en tras formas químicas principales: piridoxina, piridoxal y piridoxamina. Realiza una amplia variedad de funciones en el organismo y es esencial para una buena salud.



Por ejemplo, la vitamina B6 es necesaria para la buena función de más de 100 enzimas implicados en el metabolismo de las proteínas. También es esencial para el metabolismo de los glóbulos rojos sanguíneos. El sistema nervioso y el sistema inmunitario también necesitan vitamina B6 para funcionar eficazmente. También es necesaria para la conversión del triptófano (un aminoácido) en niacina (una vitamina).

La deficiencia de vitamina B6 puede resultar en una forma de anemia similar a la anemia ferropénica. Los estudios animales han demostrado que la deficiencia de vitamina B6 parece reducir la producción de anticuerpos defensivos y suprimir la respuesta inmune del organismo. Asimismo, la deficiencia de vitamina B6 limita las funciones orgánicas asociadas con el mantenimiento de unos valores normales de glucosa en la sangre (glucemia).

¿Dónde se encuentra la vitamina B6?

La vitamina B6 se encuentra en una amplia variedad de alimentos: cereales enriquecidos, legumbres, carne de cerdo y pollo, pescados como el salmón y el atún, algunas frutas como los plátanos y algunas verduras y hortalizas

Requerimientos diarios recomendados

Los requerimientos o necesidades diarias recomendadas de vitamina B6 son las siguientes:

  • Hombres y mujeres de 19 a 50 años: 1,3 mg
  • Mujeres de más de 51 años: 1,5 mg
  • Hombres de más de 51 años: 1,7 mg
  • Embarazo: 1,9 mg
  • Lactancia: 2,0 mg
Los suplementos de vitamina B6 se recomiendan en dosis máximas de 100 mg al día.

Deficiencia de vitamina B6

La deficiencia de vitamina B6 es rara, aunque puede ocurrir en individuos con dietas de muy mala calidad y deficitaria de numerosos alimentos.

Los signos de deficiencia de vitamina B6 incluyen: dermatitis o inflamación de la piel, glositis o úlceras en la lengua, depresión, confusión y convulsiones.

Existen ciertos grupos de riesgo especial de deficiencia de vitamina B6 que pueden requerir un aporte extra de esta vitamina: los individuos con una dieta de mala calidad o ingesta inadecuada de vitamina B6 durante periodos de tiempo prolongado; alcohólicos; ancianos; niños con asma tratados con teofilina.

Áreas de investigación relacionadas con la vitamina B6

  • Sistema nervioso central: convulsiones, dolor crónico, depresión, cefaleas, enfermedad de Parkinson, neuropatía alcohólica.
  • Síndrome del túnel carpiano. A las dosis recomendadas de 100 mg al día no parece ser de utilidad
  • Síndrome premenstrual. No parece ser de utilidad.
  • Interacciones farmacológicas: con isoniazida (un antituberculoso) y con la L-dopa (un antiparkinsoniano).
Relación entre vitamina B6, homocisteína y enfermedades del corazón

La deficiencia de vitamina B6, ácido fólico o vitamina B12 pueden aumentar los niveles de homocisteína, un aminoácido que se encuentra normalmente en la sangre. Existen evidencias de que un nivel elevado de homocisteína es un favtor de riesgo independiente para el infarto de miocardio y el ictus cerebral. Las evidencias sugieren que los niveles elevados de homocisteína pueden lesionar las arterias coronarias o predisponer a la coagulación de la sangre en el interior de las arterias. Sin embargo, las evidencias actuales no sugieren que la reducción del nivel de homocisteína mediante vitaminas (vitamina B6, vitamina B12 y ácido fólico) sea capaz de reducir el riesgo cardiaco.

Imprimir el artículo