Dietética y Nutrición

La Pirámide de los Alimentos

La Pirámide de los Alimentos ilustra las proporciones relativas de los diferentes alimentos para conseguir una alimentación nutritiva y equilibrada

Los alimentos son sustancias que proporcionan al organismo los nutrientes (proteínas, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas y minerales) indispensables para poder llevar a cabo los procesos que nos permiten estar vivos.

Una de las principales funciones de las proteínas es formar la estructura de nuestro cuerpo, es decir, los huesos, los músculos y las vísceras. Los hidratos de carbono y los lípidos tienen una función más energética, o lo que es lo mismo, permiten llevar a cabo las actividades diarias como comer, correr, estudiar, protegernos del frío, etc. Por último, las vitaminas y minerales tienen una función reguladora, pues aunque carecen de valor energético, son necesarias para que el organismo utilice correctamente las proteínas, hidratos de carbono y lípidos.

Todos estos nutrientes no se consumen directamente, sino que forman parte de los alimentos.

La Pirámide de los Alimentos ilustra las proporciones relativas de los diferentes alimentos para conseguir una alimentación nutritiva y equilibrada. Una alimentación variada y equilibrada contiene alimentos de todos los grupos básicos en las cantidades adecuadas. Así, es recomendable consumir diariamente:

poca cantidad de grasas; 2-3 raciones de lácteos; 2-3 raciones de alimentos proteicos (carnes, ave, pescado, huevos); 3-5 raciones de vegetales; 2-4 raciones de fruta y; 6-11 raciones de cereales, pan, pasta y arroz. Estas recomendaciones son las que rigen la conocida Dieta Mediterránea.

Imprimir el artículo