Noticias de Actualidad

El consumo de alcohol podría afectar al ADN desde muy pronto

Un estudio de la Universidad Autónoma de Nayarit (México) realizado en colaboración con científicos de la Universidad del País vasco (UPV/EHU) sugiere que el consumo de alcohol durante los fines de semana podría afectar el ADN. Los resultados han sido publicados en la revista Alcohol.

La resaca de los lunes: algo más que dolor de cabeza.
El estudio analizó el efecto del consumo social de alcohol durante los fines de semana sobre los lípidos que se encuentran en las membranas celulares y en su material genético (esto es, en su ADN). Hasta ahora no se había conseguido documentar daños en el ADN causados durante los primeros años de consumo de alcohol. Esto es así porque hasta ahora la mayor parte de estudios se habían llevado a cabo en personas que llevaban consumiendo alcohol de forma adictiva durante años. Investigadores mexicanos y vascos han llevado a cabo un estudio pionero de los efectos del consumo de alcohol en personas jóvenes y sanas.

La idea de estudiar los efectos en jóvenes del consumo de alcohol de fin de semana se le ocurrió a la profesora Adela Rendón, al observar que muchos de sus alumnos universitarios se presentaban el lunes a primera hora de la mañana tambaleándose bajo los efectos de tremendas resacas: malestar general, cefaleas, falta de concentración y bajo rendimiento académico eran los principales síntomas. La investigadora propuso a sus estudiantes analizar los efectos de una práctica, el consumo social de alcohol, que aquellos consideraban relativamente inofensiva.

Los estudiantes que aceptaron participar en el estudio, de edades comprendidas entre los 18 y los 23 años, fueron divididos en dos grupos: un grupo de control formado por abstemios y un grupo formado por estudiantes que bebían durante los fines de semana. Para prevenir que ninguno de ellos tuviera otras enfermedades u adicciones que pudieran alterar los resultados, se les sometió a análisis de sangre previos. En el grupo de bebedores, el consumo medio de alcohol era de 118 gramos (Esto sería el equivalente a 1,5 litros de cerveza).

Se estudió la actividad de una enzima del alcohol encargada de metabolizar etanol en acetaldehído, ácido acetoacético y acetona. Se evaluó también el daño por oxidación por medio de una prueba bioquímica para analizar el impacto del etanol en la sangre así como el del acetaldehído producido por la acción de la enzima sobre el etanol. Los resultados sorprendieron a los científicos, pues el daño por oxidación sufrido por los que bebían alcohol resultó ser mucho mayor del esperado. Ello les llevó a realizar un test para comprobar si el ADN también quedaba afectado. Para ello, extrajeron el núcleo de las células linfocíticas y lo sometieron a electroforesis. Los resultados mostraron que el ADN mostraba daños superiores a los del grupo de control: 8% de daños en el grupo de control, 44% en el del grupo de consumidores de alcohol.

Efectos del consumo de alcohol.
Según la OMS, de los cerca de 2,5 millones de fallecimientos atribuibles al consumo de alcohol que se registran en todo el mundo, aproximadamente 320.000 serían jóvenes de entre 19 y 25 años. Los efectos del consumo adictivo de alcohol se han estudiado principalmente en personas que lo han consumido durante muchos años, presentando síntomas de todo tipo, desde diversos tipos de cáncer a problemas hepáticos, depresión y trastornos del sistema nervioso. Es por esto que este estudio es pionero, pues es uno de los primeros en analizar los efectos del consumo de alcohol en personas jóvenes y sanas.

Los jóvenes que consumen alcohol durante fines de semana no son aún adictos: la adicción al alcohol y a otras substancias plantean problemas mucho más complejos, en lo social y en lo psicológico. Pero el consumo social de alcohol durante la adolescencia y juventud también causa daño a largo plazo, y esto es algo que debe tenerse en cuenta.
Imprimir el artículo